Funcionamiento de una central de ciclo combinado.

Un ciclo combinado es la combinación de un ciclo de gas y un ciclo de vapor. El ciclo 
de gas lo compone la turbinas de gas y el ciclo de vapor está constituido por la caldera 
de recuperación, la turbina de vapor y el condensador.
Para entender de un modo sencillo que es una turbina de gas es como un motor de avión 
adaptado a la producción de electricidad en tierra. Está constituido por tres partes: el 
compresor, la cámara de combustión, y el expansor.
El compresor capta aire del ambiente y lo comprime proporcionándole energía de 
presión. El aire comprimido pasa a la cámara de reacción donde se inyecta el gas natural 
y tiene lugar la combustión. Los gases de combustión resultantes abandonan la cámara 
de combustión a unos 1100ºC y una presión de unos 15 bar, es decir con un valor 
energético muy alto, atraviesan el expansor cediendo parte de su energía al rotor del 
mismo. El rotor hace girar al compresor y al generador de la turbina donde se produce 
energía eléctrica.
Los gases que abandonan la turbina de gas lo hacen a unos 500ºC y a una presión 
ligeramente superior a la ambiental, por lo que aún poseen una cantidad apreciable de 
energía térmica y sería un despilfarro devolverlos a la atmósfera.
El objetivo de la caldera de recuperación es captar la energía de estos gases de escape 
(cogeneración) para producir vapor de agua, éste se expande en la turbina de vapor, 
haciendo girar el generador al que ésta se encuentra unida, produciendo una energía 
eléctrica adicional a la obtenida por la turbina de gas.
El vapor que abandona la turbina de vapor se condensa, de este modo se cierra el ciclo 
de agua.


En esta foto se puede ver una turbina de gas de SAICA de El Burgo de Ebro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada